top of page
  • Foto del escritorMERCADO KRAMER LLP

Por qué es posible que no sienta dolor de inmediato después de un accidente

Una imagen de un paseo en el parque de diversiones. Experimentamos adrenalina tanto durante las emocionantes atracciones como después de un trauma, como un accidente automovilístico. Esto puede retrasar cómo sentimos el dolor.

Cuando alguien tiene un accidente automovilístico, a menudo experimenta una descarga de una sustancia química llamada adrenalina. La adrenalina cumple una función importante en el cuerpo: nos ayuda a protegernos en tiempos de crisis o emergencia. En la antigüedad, la adrenalina podría ayudar a un cazador a escapar cuando era atacado por un animal. La adrenalina dilata los vasos sanguíneos, abre las vías respiratorias, libera endorfinas que nos ayudan a mantener la calma y el control, y reduce nuestra respuesta al dolor. La adrenalina también es útil en los tiempos modernos: supongamos que tiene que escapar de un automóvil en llamas después de un accidente.


Pero incluso cuando no estamos en peligro inmediato, nuestros cuerpos están condicionados a tener una respuesta de adrenalina después de percibir una amenaza, como el impacto de un accidente automovilístico. El resultado final es que es posible que no sienta dolor durante varias horas (¡o hasta el día siguiente!) después de la colisión. Esto también es cierto cuando experimenta algo como resbalar y caer. Desafortunadamente, pueden suceder muchas cosas importantes durante el tiempo en que la respuesta de adrenalina de su cuerpo es alta y antes de que comience el dolor:


• Puede rechazar la oferta de tomar una ambulancia o ser examinado por paramédicos

• Puede decirle al oficial de policía que llega a la escena, o a otros conductores involucrados, que se siente bien y que no está herido

• Puede notificar a su propia compañía de seguros de automóviles sobre la colisión y, cuando le pregunten cómo se siente, diga que está bien

• Puede negarse a ir a ver a su médico o atención de urgencia

• Incluso cuando comienza a sentir dolor, puede ignorarlo como si no fuera tan grave porque está decidido a vivir su vida, ir a trabajar e ignorar el dolor

Todas las acciones anteriores son perfectamente normales y humanas, pero una compañía de seguros puede usarlas en su contra más tarde para minimizar sus lesiones o decir que no se lastimó realmente. En caso de duda, siempre es una buena idea hacerse un chequeo por lesiones después de un accidente automovilístico u otro trauma. Sigue preguntándote:

• ¿Me siento aturdido?

• ¿Alguna parte de mi cuerpo golpeó el interior del auto? (como su rodilla golpeando el tablero o sus manos apoyándose con fuerza contra el volante, o el cinturón de seguridad tirando de su hombro)

• Cuando trato de moverme, ¿estoy rígido? ¿Tengo un rango de movimiento normal sin dolor?

• ¿Mi cuerpo sufrió un latigazo en el cuello o fue sacudido debido a la fuerza del impacto?

• ¿Puedo sentir un dolor persistente en cualquier parte, aunque todavía no se sienta fuerte?

• ¿Se me acelera el pulso y sigo sintiendo que tengo la adrenalina alta?

Si alguien te pregunta cómo te sientes, está bien decir: “Todavía no estoy seguro. Todavía me siento en estado de shock”. Y en caso de duda, hágase revisar por un proveedor médico. Hacerlo el mismo día del choque puede ser muy importante tanto para su salud como para un posible caso de lesiones personales.

En un mundo ideal, busca tratamiento médico de inmediato. Pero incluso si no ha recibido tratamiento, un abogado de lesiones personales aún puede ayudarlo. Si no estás seguro, ¡pregúntanos! Nuestros abogados de lesiones personales están listos para ayudarlo hoy en Salinas, San José o donde sea que nos necesite.

Comments


bottom of page